Life Gallery

Recuerdos de una vida impregnada por el horror

Estudio 751 Games
Publisher 751 Games
Lanzamiento 2020
Plataformas Android, iOS

 

Trama
Luz y sombra están conectadas. Pero ¿qué hay de nosotros dos?

Life Gallery nos introduce en una oscura historia definida por el surrealismo y el horror lovecraftiano. En ella acompañamos a dos siameses nacidos en el seno de una familia extravagante. Mientras el protagonista es repudiado por nacer con ciclopía, su hermano tan solo pierde un brazo en la separación y se convierte en el favorito de ambos progenitores. A esto hay que sumar la repentina aparición, años más tarde, de unos hombres pez que atribuyen al niño una conexión indudable con la muerte. Dispuestos a librarse del problema, los padres planean utilizarlo como sacrificio para recuperar la extremidad de su hijo predilecto.

Si bien el primer capítulo apunta al desarrollo de una trama intensa y sorprendente, del segundo en adelante arrastramos tal falta de información que es imposible comprender la historia al completo. Incluso buscando el simbolismo de las ilustraciones más crípticas falta información clave para entender el devenir de los acontecimientos. A menos, claro, que nada llegase a suceder en realidad: en la vida real, la ciclipía del protagonista habría terminado con su vida a las pocas horas de nacer.

 

Gameplay
La historia se narra a través de episodio capítulos divididos en ilustraciones interactivas. Para descubrir la inscripción que acompaña a cada título debemos resolver un puzzle que también nos dará pistas sobre lo sucedido. Estos consistirán, entre otras cosas, en arrastrar, seleccionar y abrir objetos, combinar materiales y completar imágenes o símbolos. La mayoría solo requiere abstraerse un par de minutos o funciona por ensayo-error, así que es complicado encajarse. Los rompecabezas más enrevesados se encuentran entre el segundo y el tercer capítulo, aunque quedan lejos de compensar la escasa dificultad de los demás. Como juego de puzzles es flojo, quizás porque apunta a ser complicado de jugar en un sentido más visceral que intelectual.

Como puntos a favor, el guardado automático entre puzzles permite jugar partidas cortas y la historia puede terminarse en una hora o menos. Puede ser la distracción perfecta para los descansos del trabajo o los viajes en autobús, aunque no os aconsejaría jugar ciertos niveles cerca de personas ajenas a artistas tan particulares como Junji Ito o Kazuo Umezu.

 

Apartado visual
Aquí es donde Life Gallery cobra toda la fuerza que le falta a su historia y la parte jugable. Con un estilo cercano a los artistas arriba mencionados, 751 Games ha creado una obra que resulta imposible jugar del tirón por la incomodidad y angustia que provocan algunas de sus ilustraciones. En sus escenas cotidianas, revelaremos fotografías familiares y decoraremos tartas para compartir con nuestra familia. En las más perturbadoras, seremos la mano que trocea un corazón crudo, introduce polillas en el abdomen de un peluche u obliga a un conejo a digerir carne pútrida. Lo más difícil no es contemplarla, si no formar parte de ellas a través de nuestras acciones.

Con todo lo anterior, resulta extraño reconocer que sobre todo lo perturbador hay algo de belleza. Son imágenes espantosas que, de alguna manera, te atrapan. Me recuerdan en cierta forma a los escenarios oníricos de Path to Mnemosyne o las puestas en escena que Hannibal Lecter diseña en la serie de Bryan Fuller para jugar con la estabilidad mental de Will Graham. En este sentido, cabe una mención especial a las preciosas vitrinas que sirven de portada-resumen a cada episodio.

 

Sonido
La banda sonora se reduce a tres o cuatro composiciones que suenan de fondo en nuestro recorrido por los menús y cada puzzle del juego. Todas ellas refuerzan la sensación de misterio que envuelve a esta historia sobrenatural. Como viene siendo habitual en el género de puzzles, los temas intentan mantenernos alerta pero sin representar una distracción ni caer en cambios bruscos que nos puedan asustar. En este sentido, Life Gallery tampoco es especialmente destacable; simplemente, cumple los estándares.

 

 

Más indies

Path to Mnemosyne

The Liar Princess and the Blind Prince

Si te gusta ¡pásalo!

Publicado por Samanta Sempere

Consultora de marketing digital y periodista made in Elche, 26 años. Adoro los videojuegos casi tanto como la pizza hawaiiana. Mis especialidades son la gestión de redes sociales, el SEO copywriting y los chistes malos, de esos que te quitan las ganas de vivir.

Deja una respuesta