Hello 2018

Balances y nuevos propósitos

Comparte este contenido:
  • 5
    Shares

Caí en varias ocasiones, pero supe mantener a raya la cobardía, buscar oportunidades y seguir adelante con lo que me había propuesto. Por esa valentía, he cerrado la puerta del 2017 muy satisfecha. Ha terminado lo bueno, pero ahora empieza lo mejor

Un año más termina, y a las puertas del siguiente siempre nos encontramos haciendo acopio de nuestras experiencias –buenas y malas– para determinar si los últimos 12 meses han merecido la pena. Algunas solemos guardar esa comparativa para nosotras mismas, otras la compartiréis con la familia y habrá quién prefiera escribirla en una libreta, un post o sus redes sociales. No importa tanto el método como sentirse cómoda y poder hacerlo relajadamente para que sea un ejercicio útil.

Útil no solo para corregir fallos y saber qué actitudes hemos de reforzar, sino también como una manera de darnos cariño. En mi caso ha sido necesario, porque en ocasiones llego a ser una persona demasiado catastrofista y eso me nubla el juicio a la hora de tomar decisiones importantes. Consciente de ello, ayer decidí realizar un balance serio –previo ejercicio práctico en Twitter–, y por primera vez en mucho tiempo sentí que casi todo había desembocado donde yo quería. El subidón que me dio es indescriptible.

Al margen de algunos dramas personales, lo cierto es que me siento muy agusto con devenir de los acontecimientos. Caí en varias ocasiones, pero al fin y al cabo supe mantener a raya la cobardía, buscar oportunidades y seguir adelante con lo que me había propuesto. Supongo que eso es lo importante: sobreponerse a las dificultades, no quedarse llorando en un rincón. Incluso a perder dos trabajos en menos de tres meses le encontré su lado positivo. De no haber sucedido así, probablemente habría guardado en un baúl muchas de mis ilusiones. Seguir estudiando, volver al periodismo, buscar la especialización en los videojuegos… Sin duda, renunciar a todo ello me habría roto tarde o temprano.

Gracias a ese arrojo, he cerrado la puerta del 2017 muy satisfecha. Me llevo al 2018 lecciones valiosasnuevos conocimientos, experiencias inolvidables y a un montón de gente maravillosa. Destaco el último punto, porque acercarme a las chicas de Terebi Magazine ha sido, con diferencia, lo mejor de esta etapa. Me abstengo de contar las razones hasta el post de aniversario que planeo dedicarles en junio.

Tras el ejercicio de comparativa, me dispuse a hacer una lista de objetivos para este nuevo año. Ahora descansa en la pared de mi habitación con el título de Misiones, y contiene un total de 12 metas a completar antes del 31 de diciembre. Entre ellas, por supuesto, está mantener activa The Game Junkie y seguir dedicando un tiempo considerable a formarme – ¡con lo divertido que es aprender!

Reading time

¡Hay que dar duro a los libritos! | Hora de Aventuras © Pendleton Ward

Ya para concluir, como muestra de compromiso, me gustaría dejar unos apuntes sobre la próxima entrada. Todavía no he decidido una fecha de publicación, pero sí que girará en torno a las loot boxes en los juegos de gran presupuesto. Si estáis al tanto de la actualidad en el sector, sabréis que las cajas de recompensa han generado un creciente malestar entre usuarias de títulos AAA desde que EA las implantó en Mass Effect 3. La última aportación relevante a este debate nos llegó hace cinco días, con Christopher Weaver de Bethesda Softworks.

En una entrevista para GlixelWeaver afirmó que sin estos subproductos, «los jugadores tendrán que absorber los crecientes costes de crear juegos triple A para permitir que las [compañías] editoras continúen siendo rentables«. Estas declaraciones resultan, cuando menos, extrañas viniendo de una empresa que se niega a implantar tal modelo de financiación. O quizá debamos tomar sus palabras como una opinión independiente de lo que se piensa en Bethesda. En cualquier caso, ¡espero que la idea os resulte interesante!

Con 2017 ha terminado lo bueno, pero ahora… ahora es cuando empieza lo mejor. Os invito a quedaros y comprobarlo. ¡¡¡Feliz año nuevo!!! Nos vemos por aquí.

 

¡Comentad, compartid y no dejéis de visitar la página!


Comparte este contenido:
  • 5
    Shares

Publicado por Samanta Sempere

Consultora de marketing digital y periodista made in Elche, 25 años. Adoro los videojuegos casi tanto como la pizza hawaiiana. Mis especialidades son la gestión de redes sociales, el SEO copywriting y los chistes malos, de esos que te quitan las ganas de vivir.

Deja un comentario